Café

Por qué INGRESO PARA PEQUEÑOS PRODUCTORES

El café es fundamental para la economía de los pequeños productores latinoamericanos. Sin embargo, hoy el café tiene un futuro incierto. Su cultivo ya no es rentable para muchos agricutores por el cambio climático y la forma en que se produce no es sostenible.

    Desafíos ADAPTARSE AL CAMBIO CLIMÁTICO

    Hoy en día hay una crisis mundial en el sector del café con consecuencias económicas y ambientales. El cambio climático ocasiona una distribución inestable de lluvias, mayor incidencia de plagas y enfermedades en las plantas, y un incremento en la temperatura que obliga a los productores a trasladarse de piso térmico. Así también, la producción de café está ligada a impactos ambientales negativos como la deforestación y contaminación del agua y de la tierra.

    • SOCIAL

      HACER VIABLE EL CULTIVO DEL CAFÉ

      Para la mayoría de los productores de café del mundo, la agricultura ya no es un negocio atractivo o sostenible. Hay una urgente necesidad de producir más y mejor café de calidad con menos impatos negativos sobre las personas y el ambiente.

      Muchos productores de café en pequeña escala hacen muy poco dinero debido a que cuentan con plantaciones envejecidas, pequeñas parcelas, y métodos de cultivo ineficientes. Lo que es más, las familias de productores de café a menudo sufren de enfermedades relacionadas con mala nutrición. Todo esto reduce la productividad, causando empobrecimiento.

       

      Las altas tasas de malnutrición conducen a un peor rendimiento escolar y a mayores costos de salud para estas familias. Incluso la certificación no es una garantía de que los agricultores generan actualmente ingresos suficientes de la producción de café para mantener a sus familias.

      El futuro del café para los agricultores en pequeña escala depende de hacer el cultivo de café atractivo para las nuevas generaciones. Si no se toman medidas urgentes la pobreza será generacional para muchas familias de pequeños propietarios

    • MEDIO AMBIENTE

      DEGRADACIÓN DE LOS BOSQUES

      La proporción de las tierras utilizadas para el café de sombra ha disminuido en todo el mundo en un 20% desde 1996. El café de sombra proporciona un hábitat diverso para las especies nativas, permite que el suelo pueda reponer nutrientes y proporciona un control natural de plagas. 

      El café en el que los bosques son talados para hacer lugar para el cultivo del café cultivado al sol tiene efectos ambientales negativos. A diferencia del café bajo sombra, el café cultivado al sol reduce la biodiversidad debido a la tala de la tierra para producir un producto único. Esta reducción de la biodiversidad disminuye la capacidad de la tierra para producir buenas cosechas.

      Para reemplazar los nutrientes naturales en el suelo, se utilizan pesticidas y fertilizantes. Puesto que no hay cobertura para las plantas, que están expuestos a las lluvias tropicales que causan la erosión del suelo y el escurrimiento de las granjas, que pueden filtrarse en las cuencas locales. Erosión, a su vez, a menudo resulta en más uso de químicos para revertir los efectos, provocando un ciclo continuo de degradación de la tierra.

      La deforestación es otra consecuencia del café cultivado al sol con más de 2,5 millones de hectáreas de bosques deforestados en Centroamérica. La deforestación provoca la liberación de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático, que no es el tipo de cambio que va a sostener el cultivo de café hoy o en el futuro.

    Trayectoria ENFOCADOS EN LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y CLIMÁTICA

    • En Perú, Colombia y México se realiza un programa de producción de café climáticamente inteligente.  Este programa fomenta en pequeños productores la implementación de prácticas de cultivo que les permiten adaptarse al cambio climático para así elevar la productividad y producir un café de calidad que cumple con las exigencias del mercado. De esta forma pueden mejorar los ingresos y las condiciones de vida de las familias rurales.

      El programa tiene los siguientes objetivos anuales: evitar la emisión de 85.000 TM (toneladas métricas) de CO2, secuestrar 135.000 TM de CO2, y  prevenir la deforestación de 180 hectáreas. Así mismo, se espera desarrollar capacidades en agricultura climáticamente inteligente (CSA) en 7.886 pequeños productores. Adicionalmente, 180 técnicos agrícolas están siendo capacitados en estas prácticas. 

    • El proyecto Promotores Cafeteros en Colombia buscó aprovechar los conocimientos y las habilidades de los mismos productores para que, con el acompañamiento de las instituciones y los técnicos, compartieran con sus colegas los beneficios de las buenas prácticas agrícolas. Para ello se desarrollaron actividades de capacitación que, a partir de herramientas pedagógicas innovadoras, tuvieron mayor impacto en los productores y los encaminaron hacia la adopción de tecnologías y prácticas que apuntan a la sostenibilidad del productor y su finca. Se logró: 

      -Recuperar pérdidas por 58 millones de pesos.
      -Bajar las edades promedio de los cultivos de 4,9 a 4,2 años.
      -Mejorar en un 39 % el uso de variedades resistentes a la roya.
      -Mejorar la densidad de siembra promedio de 5151 árboles/ha a 5342 árboles/ha. 

       

    • Con mucho éxito se incluyó una propuesta educativa sobre caficultura sostenible en las escuelas secundarias rurales de los distritos cafetaleros de la provincia de San Ignacio en Perú.

    • Se desarrolló una red de soporte técnico para productores y organizaciones de café a nivel regional, en Colombia y Perú, para el mejoramiento de la productividad, calidad, certificaciones e ingresos. 

    • Solidaridad apoyó la creación de UTZ Certified, un sello de responsabilidad social empresarial para el café. En un principio se enfocó en el café, pero luego se amplió al cacao, el té y las avellanas. 

    • Solidaridad hizo parte de la organización de la red de iniciativas de comercio justo en Europa, que condujo directamente a la formación de las Organización Internacional de Comercio Justo (FLO).

    • En 1987, Solidaridad creó la fundación Max Havelaar. Luego, en 1988, Solidaridad introdujo la etiqueta Max Havelaar en el mercado del café holandés, que marcó el punto de partida para la certificación de Comercio Justo en el mundo.

    Proyectos NUESTROS PROYECTOS

    Actividades relacionadas con el café son una parte de nuestro programa de más larga duración. Somos socios con las principales compañías de café en todo el mundo y le dedicamos un presupuesto anual de 2,5 millones de euros.

    • GESTIÓN EFICIENTE DE CARBONO EN CAFÉ

      Leer más

    • CAFÉ, CONOCIMIENTO Y CARBONO PARA REDD+ EN EL PERÚ (CCC)

      Leer más

    • PLATAFORMA DE COMERCIO SOSTENIBLE – CAFÉ COLOMBIA

      Leer más

    • ESPECIALIZACIÓN TÉCNICA EN PRÁCTICAS DE CAFICULTURA SOSTENIBLE PARA JÓVENES HIJOS DE PRODUCTORES CAFETALEROS

      Leer más

    • PROYECTOS CULMINADOS - COLOMBIA

      Leer más

    • PROYECTOS CULMINADOS - PERÚ

      Leer más

    Impacto CAFÉ CLIMÁTICAMENTE INTELIGENTE

    El programa de Solidaridad se está centrando en la problemática del cambio climático y la seguridad alimentaria. En el 2013 Solidaridad puso en marcha su programa de seguridad alimentaria en África, que integra la horticultura con la producción de café. En América Latina se puso en marcha un programa de producción de café climáticamente inteligente para ayudar a pequeños productores de Perú, Colombia y México a adaptarse al cambio climático y elevar la productividad de cómo obtener café de alta calidad que les permita mejorar su ingreso y medios de vida.

    ¿Quiere saber más sobre

    el impacto de Solidaridad?

    Información de Contacto

    • Carlos Isaza

      Gerente Programa Café Colombia

    • Ezio Varese

      Gerente Programa Café Perú