Recompensas financieras para productores de caña sostenibles

17 marzo 2021

Solidaridad participó de un estudio de Bonsucro sobre el potencial de pago por servicios ambientales en el sector azucarero.


Foto: Felipe Abreu

Regulada a fines del año pasado, la Ley Federal de Brasil 14.119 / 21 instituyó el Pago por Servicios Ambientales (PSA) como mecanismo para ayudar financieramente a los productores que implementan buenas prácticas agrícolas y actúan de manera ambientalmente responsable.

Solidaridad fue uno de los socios consultados por Bonsucro para la elaboración del estudio “Pago por servicios ambientales en el contexto de la producción de caña de azúcar”, que se lanzó el 9 de febrero y busca responder a la siguiente pregunta: ¿Es posible implementar PES a los productores de caña que llevan adelante prácticas de conservación ambiental que generan externalidades positivas?

Entre estos servicios ambientales podemos mencionar la gestión de recursos naturales como suelo, agua y cobertura vegetal; la protección de cauces hídricos; la conservación de la biodiversidad; la conservación de bosques; y los créditos de carbono.

La publicación contó con el apoyo financiero de Earth Innovation Institute, la participación de Organización de Asociaciones de Productores de Caña de Azúcar de Brasil (Orplana) y Asociación de Proveedores de Caña de Azúcar de Guariba (Socicana) como socios de conocimiento y con Geoflorestas Soluções Ambientais, como responsable de elaborar el estudio.

Para difundir los resultados del estudio, Bonsucro realizó dos webinars con unos 140 participantes, incluidos miembros de Bonsucro y otras partes interesadas. La Gerente de Bonsucro en Brasil, Livia Ignácio, inauguró el evento destacando la importancia de la iniciativa para promover la discusión en el sector.

“La gran idea que apoyó este trabajo fue ser un punto de partida para colaborar en la construcción de una agenda sectorial. Es importante comprender las percepciones que existen sobre el PSA en la producción de caña de azúcar, para que sea posible proponer acciones y avanzar ”, dijo.

En representación de Solidaridad Brasil, la Gerente de Proyectos de Caña de Azúcar, Aline Silva, destacó la importancia de desarrollar proyectos que beneficien a los productores rurales.

“Parte de la misión de Solidaridad es trabajar con socios y desarrollar proyectos que apunten a una economía más inclusiva, justa y sostenible. En ese sentido, nos unimos para estudiar los pagos por servicios ambientales y entender cómo se podrían implementar en la cadena, con miras a beneficiar a los productores de caña ”, dice.

Destaques de la publicación

El estudio se desarrolló a partir de una búsqueda bibliográfica sobre iniciativas de PSA ya existentes a nivel mundial, y entrevistas a especialistas del sector público y privado que ayudaron a seleccionar aquellas iniciativas con mayor potencial de replicación en el sector.

Los expertos entrevistados señalaron tres beneficios principales de las iniciativas de PES analizadas:

  • Agregan valor financiero a los productores al tiempo que se garantiza la preservación del medio ambiente.
  • Ofrecen lineamientos para la adopción de las prácticas de preservación.
  • Mejoran los medios de vida dentro de la región en que se desarrolla la iniciativa.

Asimismo, mencionaron que falta trabajar en una definición común sobre cuáles los fundamentos de los PSA, y que no existe un modelo de PSA ideal, por lo que cada iniciativa debe estructurarse para satisfacer las necesidades locales e incluir indicadores de desempeño únicos. Estos desafíos, no obstante, abren la oportunidad a sensibilizar a los productores acerca de la relación complementaria entre agricultura y conservación, y cómo el cambio climático pone en riesgo su actividad.

También se destacó que hay un reconocimiento creciente por parte del mercado a las buenas prácticas agrícolas que conservan los recursos naturales, y que los productores de caña de azúcar deberían ser elegibles para acceder a programas de PES como RenovaBio. Este programa, que actualmente trabaja con PES a nivel de ingenios, promueve la generación de combustibles de fuentes renovables como el bio-etanol, pero aun no contempla a los productores como destinatarios de sus beneficios.

Potencial de replicación en el resto de Latinoamérica

La mayor parte de las iniciativas por PES a nivel mundial se concentran en Brasil, con énfasis en la conservación de la biodiversidad y los bosques. Existen, no obstante, algunas experiencias puntuales de pago por créditos de carbono en Bolivia, Nicaragua y México, y un proyecto en gestión de recursos en Ecuador.

En consulta con el Director de Bonsucro para Latinoamérica, Miguel Hernández, quisimos saber qué tipo de modelo puede tener mayor potencial en el resto de la región:

“Hay una creciente modernización de las prácticas agrícolas e industriales en el sector azucarero, para lo cual es necesario hacer mediciones de gases efecto invernadero, uso eficiente del agua y protección de la biodiversidad, entre otros indicadores vinculados al PES. Esto hace que certificaciones sustentables como Bonsucro, créditos de carbono y lineas de financiamiento sustentables sean modelos con mucho potencial de implementación en Latinoamérica."

  • Información de Contacto

    Aline Silva

    Gerente Proyectos Cana Brasil