MINEROS FORMALIZADOS, ¿Y AHORA QUÉ?

07 febrero 2018

Nuestro gerente de oro, Franco Arista, pasa revista a las obligaciones y responsabilidades que debe cumplir el minero artesanal formalizado en Perú, en esta columna de opinión.

Hace unos días, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) anunció que se logró la meta de formalizar más de 5,000 mineros al finalizar el 2017 en este nuevo proceso denominado “Proceso de Formalización Integral Minera”, siendo los departamentos de Ayacucho (1,549), La Libertad (1,519), Puno (1,170), Arequipa (599) y Lima (113) los que concentran el mayor número de mineros formalizados.

Y aunque el cumplimiento de esta meta nunca antes lograda en los gobiernos anteriores representa el 9% de los mineros que ingresaron al REINFO (55,737), este Gobierno tiene aún la misión de seguir formalizando el sector hasta agosto del 2020, fecha en la que culminará el Proceso de Formalización Integral Minera.

El camino hacia la formalización no es fácil, pero el gran desafío para los mineros artesanales y de pequeños mineros es la etapa de post formalización, es decir mantener la formalidad luego de alcanzarla a través de la Autorización de Inicio y Reinicio. Es en esta etapa donde el minero se pregunta ¿Ya estoy formalizado, y ahora qué?, ¿Tengo algún beneficio al estar formalizado? ¿Es suficiente la formalización? ¿Qué otros pagos y obligaciones debo cumplir?, etc.

El pequeño productor minero y pequeño minero artesanal luego de alcanzar la formalidad con la Autorización de Inicio y Reinicio que le permite trabajar formalmente sobre la concesión, el terreno superficial y cumpliendo con el Instrumento de Gestión Ambiental para la Formalización Minera (IGAFOM), debe aún continuar gestionando ciertos permisos y autorizaciones que generan obligaciones y responsabilidades con el Gobierno, y de no cumplirlas, los mineros son pasibles de multas y sanciones, pudiendo retroceder en el proceso.

En ese sentido, presento algunas de las obligaciones y responsabilidades que debe cumplir el minero formalizado:

  • A nivel de pago de impuestos, obligaciones laborales y mineras: al tener RUC deberá declarar mensualmente y anualmente sus impuestos ante la SUNAT. Para realizar su actividad minera tendrá que contratar personal e inscribirlo debidamente al Ministerio de Trabajo, estos trabajadores deberán tener los seguros de ley, como por ejemplo: el Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo (SCTR). Por otro lado, cumplir con los pagos de derecho de vigencia y penalidades por el uso de la concesión. El siguiente cuadro presenta los regímenes en los que se mueve el minero formalizado, por consiguiente, debe conocer sus derechos y obligaciones en su calidad de pequeño empresario minero.
  • A nivel de producción y Seguridad y Salud Ocupacional (SSO) : deberá registrar mensualmente y de manera virtual (en la website del MINEM) información de Estadísticas de Producción, Seguridad Minera, indicadores de desempeño e inversión (ESTAMIN), así como la Declaración Anual Consolidada (DAC). Contará con un Comité de Seguridad y Salud Ocupacional de superar los 20 trabajadores, con Reglamento Interno de SSO, programas de capacitación, entre otros según el Reglamento de SSO (DS 024-2016-EM y su modificatoria).
  • A nivel de permisos y autorizaciones: el minero se ve obligado a obtener el permiso para la adquisición, transporte, manipulación y uso de explosivos en SUCAMEC, así como obtener la licencia para uso de polvorín e invertir en la implementación de uno. Solicitar anualmente el Certificado de Operación Minera Excepcional. En caso procese su mineral (beneficio), deberá tener permiso para el uso de insumos químicos (IQBF), presentando un informe mensual sobre los Registros Especiales de Insumos Químicos y Bienes Fiscalizados e invertir en infraestructura para el procesamiento y control de relaves.Si hace minería aluvial debe contar con la Autorización de desbosque. Si decide exportar, deberá contar con un oficial de cumplimiento adherido a la planilla de la empresa.
  • A nivel ambiental: el minero deberá implementar las medidas correctivas y preventivas descritas en el IGAFOM, cumpliendo con el plan de manejo ambiental, monitoreos y planes de cierre, y estar preparados para las fiscalizaciones del gobierno regional. Asimismo, deben procurar reducir o eliminar el uso de mercurio alineado al Convenio de Minamata. La licencia de agua es un requerimiento que trae obligaciones como el uso eficiente del recurso hídrico y el pago oportuno por su uso.

Por lo expuesto, la formalidad implica una serie de obligaciones y responsabilidades, que de no contar con un equipo técnico de apoyo a la gestión del minero y los recursos económicos suficientes puede llevar al fracaso la formalización que tanto le costó obtener al minero.

Por su parte, el Gobierno tiene un rol importante de orientación y comunicación sobre la etapa de post formalización, pues las obligaciones no acaban, ya que ahora los mineros para mantenerse en la formalidad deben cumplir nuevos requerimientos, que le permitirá al minero formalizado trabajar en un ambiente de legalidad.

Sigue las novedades del sector de la minería artesanal a pequeña escala a través del perfil de  LinkedIn de Franco. 

 

  • Información de Contacto

    Franco Arista

    Gerente Programa Oro