Las historias en la radio como herramienta para la comunicación en las comunidades rurales

15 Septiembre 2020

Don Brocardo y doña Oportuna son dos personajes que están grabados en la memoria de los caficultores del suroeste de Antioquia. Don Brocardo es un señor un poco despistado en el manejo del cultivo del café y doña Oportuna una señora acatada y muy atenta a cualquier recomendación para su cafetal, ambos con un acento muy paisa. Los acompaña Farmer, un técnico que los visita constantemente, quien completa el trío de protagonistas de la radionovela “lo que la broca me robó”.

La historia radial, desarrollada en seis capítulos, fue emitida por la emisora la cuenca del Penderisco, a la  que cada viernes a partir de las 7:30 am, las familias caficultoras conectaron sus radios para estar en total sintonía. 

En tiempos de cuarentena por causa de la pandemia, no solo fue un programa de entretenimiento sino también un formato de comunicación entre los técnicos del programa Farmer Brothers de la Cooperativa de Caficultores de Salgar y los caficultores, y se desarrolló como una actividad dentro del marco del proyecto piloto de broca (Syngenta – Solidaridad). 

Como un incentivo para garantizar la adopción de prácticas, la radionovela estuvo acompañada por un concurso. Los caficultores debían enviar una evidencia del manejo de la broca en su cafetal relacionado con el contenido de cada capítulo, como por ejemplo, una foto del registro de floración y el porcentaje de infestación de broca en su finca. También se puso a prueba la creatividad de las familias por medio de trovas, poemas, cuentos y dibujos, buscando crear una conexión emocional que les facilitara interiorizar los mensajes. 

El equipo técnico del Programa Farmer Brothers escribió el guion, y Andrés Restrepo personificó a Don Brocardo en la radionovela. Él nos cuenta que fue una experiencia agradable y que se le facilitó interpretar este personaje, ya que él siempre ha estado relacionado con las personas del campo. Se dio a la tarea de recoger dichos y palabras claves de los campesinos para direccionarlos al tema específico de la broca. 

Andrés opina que el programa tuvo un impacto positivo en los caficultores. Asegura que muchos productores y sus familias fueron muy receptivos a los mensajes de la radionovela y son conscientes de que, por ejemplo, hacer un re-re no es pérdida, sino que, por el contrario, es ganancia para la época de cosecha. 

Por otro lado, Luz Marina Quintero, una caficultora de Concordia Antioquia, que se enteró del concurso por medio del programa de la cooperativa, cuenta que apenas escuchó la noticia se contactó con un técnico de Farmer Brothers para que le diera más detalles. Se animó a participar porque le encanta y le interesa todo lo que tenga que ver con la cooperativa, y dice que con la radionovela aprendió lo que no sabía en el manejo de la broca. Según ella, si se descuida la broca "se le come el café en un momentico", y recalca que de ahora en adelante estará muy juiciosa registrando la fecha de floración para saber cuál es el periodo donde tiene que prestar mayor atención a la broca. Cuando Luz Marina recibió la noticia de que había quedado como la segunda ganadora del concurso, no lo creía, dice que se alegró mucho; no tanto por lo que recibió sino más por el reconocimiento y lo que pudo aportar con su participación.

El Programa Farmer Brothers ha direccionado estrategias oportunas para atender a los productores en estos momentos de incertidumbre. Este es un ejemplo de la creatividad y la capacidad para reinventarnos en tiempo de crisis, donde a pesar de la distancia se logró mantener el contacto y apoyo a las familias caficultoras, pues las actividades no se detienen, sus cultivos demandan atención continua y la broca no descansa.

Llegar oportunamente con un mensaje puede ser un diferencial económico muy significativo en el ingreso familiar.  

  • Información de Contacto

    Juan Pablo Giraldo

    Técnico de Campo