Caficultores ingresan a la era de los seminarios web vía WhatsApp

29 Julio 2020

Frente al desafío de mantener el acompañamiento y la asistencia técnica a nuestros caficultores en Colombia, los técnicos de campo de Solidaridad idearon diferentes estrategias que les permitieran mantener “presencia” en la zona.

A Héctor Fabio Aricapa, un experimentado técnico que trabaja con un grupo de más de 300 caficultores de la zona, se le ocurrió que podía hacer seminarios web para su grupo de trabajo; el principal desafío consistiría entonces en llegar a ellos por un medio que conocieran, que no consumiera muchos datos, que la mayoría supiera manejar y que le permitiera conectarse y seguir capacitándolos.

Mientras planeaba su estrategia realizó una encuesta aleatoria a los productores, les preguntó qué medio de comunicación les gustaba más para aprender, si eran cartillas, o los programas de radio – que el mismo Héctor trasmite por la emisora local desde ya hace varios años – o video.  Los encuestados le respondieron que el video constituía para ellos una gran herramienta ya que podían ver todas las enseñanzas que tuviera para darles; además revisó en su lista de contactos, cuántos de los caficultores con los que trabajaba tenían la aplicación WhatsApp y cuántos no, llamó a quienes no la tenían y les preguntó si podían descargarla, muchos caficultores le contaron que ellos no la tenían, pero que sus hijos o nietos sí, así que a través de ellos podían participar. 

La idea

Hecho el censo, hecha la encuesta, y con ganas de seguir su trabajo de campo, estaba listo. “¡Voy a pilotear un seminario web por WhatsApp!”, dijo Héctor Fabio a sus compañeros de equipo, quienes no dudaron un momento en apoyarlo en su iniciativa.

Empezó entonces el proceso de inscripciones con 15 días de anticipación, tiempo que empleó para realizar el material que usaría para el seminario. Lo primero era ponerle un título atractivo para que los caficultores se animaran a participar y así nació el I° encuentro virtual caficultores del futuro -  “Abonos verdes”.

La invitación fue muy sencilla, “responda con sus datos a este mensaje si quiere participar en el primer encuentro virtual. Si no tiene un plan de datos y desea asistir, hágamelo saber para hacerle una recarga en su celular”. De los casi 70 asistentes, sólo 5 solicitaron apoyo y recibieron una recarga de 5 mil pesos, es decir 1,35 dólares aproximadamente para poder conctarse.

La mecánica es sencilla, Héctor prepara clips de videos cortos con explicaciones sobre la temática seleccionada, hace ejemplos, actividades y todo lo que les sirva a los caficultores para aprender practicas climáticamente inteligentes para aplicar en sus fincas y cultivos.

Prepara cuestionarios y rondas de preguntas para que el encuentro virtual sea interactivo. “Yo no quiero que sea un evento aburrido donde los caficultores solo se sienten a escucharme, yo quiero que participen, que pregunten y comenten sus experiencias” advierte Héctor Fabio.

Metodología y orden

Para mantener el orden, Héctor crea un grupo temporal de WhatsApp que sólo funciona durante el día del evento; este grupo permanece con la opción de comentar desactivada durante las explicaciones, y cuando viene la ronda de preguntas se abre a comentarios. 

El seminario se divide en capítulos. Cada uno contiene videos para ver la explicación y poderla repasar varias veces, imágenes con ejemplos, y material para descargar. El propósito es mantener la experiencia de aprendizaje lo más real posible.

Se solicita a los asistentes que tengan a mano un cuaderno para tomar notas y responder las preguntas. Una vez que se abre la ronda de participación, los asistentes toman una foto de sus cuadernos con los cuestionarios resueltos y muestran sus avances, ejemplos si los tienen, y buenas prácticas que están llevando a cabo en sus fincas. También se fomenta que los participantes envíen sus videos para que se vean entre sí, y propiciar una relación más cercana entre todos.

Cada encuentro virtual está pensado para que dure un aproximado de hora y media. Al final de la sesión, el material queda disponible para que lo descarguen pero el grupo se elimina. 

El encuentro piloto reunió a 70 asistentes; para el segundo encuentro la asistencia subió a 80, en el que se habló de barreras vivas, y se espera que para el siguiente encuentro se llegue a 100.

“Mas allá de la conectividad con los productores, me alegra mucho que a los caficultores les gusta y aprendan. Finalmente esa es la cosecha del ejercicio, porque pueden entrar al encuentro y se pueden conectar, pero si eso no se traduce en acciones en las fincas pues no tendría sentido” reflexiona Héctor Fabio mientras dice que lo que más le gusta es que días después del encuentro le comparten fotos y videos de la aplicación de lo aprendido.

Cada encuentro virtual deja tareas a los asistentes, quienes deben reportar sus avances. A través de una estrategia de seguimiento llamada "Puntos Verdes" se premia la disciplina y la puesta en práctica de lo enseñado en los talleres, con la entrega de árboles frutales, semillas, abonos, y embolsadoras, entre otros premios.

El futuro 

Estas actividades, que han permitido reunir a caficultores de distintos municipios, son eventos relativamente económicos, prácticos y hasta el momento han sido efectivos.

“Definitivamente mantendría la experiencia después de que pase la pandemia, al menos realizaría dos grandes encuentros virtuales regionales o nacionales para reunir a un mayor grupo de caficultores a intercambiar experiencias. Los aprendizajes que nos ha dejado esta nueva realidad han sido muy valiosos, tanto profesional como personalmente” dice el gestor de esta idea que está empezando a ser replicada por colegas y amigos de otras organizaciones de la región.

  • Información de Contacto

    Héctor Aricapa

    Técnico de Campo