Caña de azúcar

El sector azucarero es una de las principales fuentes de empleo rural en la región. Desde Solidaridad apoyamos el proceso de mecanización socialmente responsable en Brasil, integramos pequeños productores a los programas de mejora de los ingenios de la región y trabajamos para mejorar las condiciones de trabajo de los cañeros donde la cosecha es manual. 

Por qué UN CULTIVO INNOVADOR

Sudamérica produce el 53% de la caña de azúcar a nivel global y Brasil es el principal productor mundial. Desarrollar cadenas de valor más sostenibles mejora la calidad de vida de miles de cañeros y pequeños productores, pero también tiene un impacto positivo en la vida cotidiana de los consumidores a través de su creciente uso para bio combustibles, papel y bio plásticos.

    Desafíos INNOVACIÓN RESPONSABLE E INCLUSIVA

    • SOCIAL

      MEJORES CONDICIONES DE VIDA

      El trabajo en las plantaciones de caña de azúcar está ligado a distintos desafíos a nivel laboral, en especial en la época de la cosecha cuando los ingenios reciben ingentes cantidades de trabajadores migrantes. Estos retos van desde alcanzar mayores índices de formalización y garantizar condiciones de trabajo seguras, hasta erradicar casos de trabajo infantil, forzado y discriminación de género.  

      La demanda de caña de azúcar certificada bajo estándares de sostenibilidad genera incentivos para mejorar la calidad de vida de las comunidades que viven de esta actividad a través de la responsabilidad social empresaria.

      Nuestros programas apoyan a ingenios y asociaciones de productores en el cumplimiento de todas las normativas laborales vigentes, sensibilizando a la comunidad sobre temas de salud y trabajo infantil y capacitando al personal  en medidas de seguridad e higiene para prevenir accidentes. Por otro lado, desarrollamos programas de mejora para que los ingenios integren a los pequeños productores de la zona dentro de sus esquemas de certificación. Esto genera fidelización entre los pequeños productores como proovedores de los ingenios y, a su vez, mejora las prácticas e ingresos de los pequeños productores.

    • Medio Ambiente

      MECANIZACION RESPONSABLE

      La quema durante la cosecha de la caña de azúcar es una práctica que se utiliza para eliminar hojas secas o paja. Si bien apunta a ahorrar costos en mano obra, desaprovecha el uso de los residuos para la producción de energía, provoca riesgos para la salud de los cañeros y genera emisiones de gases de efecto invernadero. La mecanización es una solución a esto pero vuelve redundante a los cañeros que corren riesgo de perder su fuente de trabajo.

      Para realizar una transición responsable, Solidaridad ha participado junto a la industria y el estado de San Pablo, Brasil, en programas de reinserción laboral. Las currículas buscan que los cañeros asuman nuevos roles en el procesamiento de la caña o se reubiquen en otros sectores económicos con señalada demanda laboral. De este modo, no sólo se evita un riesgo social, sino que se apoya a sectores con baja escolaridad a adquirir nuevas competencia profesionales y mejorar sus condiciones de empleabilidad.

    Trayectoria HACIA UN SECTOR INTEGRADO Y RESPONSABLE

    • Solidaridad se alía a la empresa ARCOR, para apoyar la certificación de su ingenio, La Providencia, bajo el estándar Bonsucro. Son capacitados en mejores prácticas laborales 301 trabajadores del Ingenio. Esto se traduce en 6.000 hectáreas bajo manejo sostenible y 600,000 toneladas de azúcar que serán utilizadas para elaborar golosinas que se consumen en más de 120 países.

       

    • Solidaridad lanza junto a Socicana, Raízen, Braskem y TetraPack la campaña “Caña: un cultivo de innovación”. La campaña promueve la cooperación de los distintos actores de la cadena valor para sumar trazabilidad y sostenibilidad en cada uno de sus eslabones. También busca sensibilizar al público consumidor sobre los usos innovadores de la caña de azúcar para alcanzar una industria más sostenible, en particular, en el campo de los bio-plásticos y embalajes.

      CANA INNOVADORA

    • Solidaridad afianza su alianza con Raízen e incorpora a Imaflora para lograr que los 3.200 proveedores independientes de caña de la firma obtengan la certificación Bonsucro. Para esto diseña un programa de apoyo y fidelización, basado en la metodología de Horizonte Rural: ELO

      A la finalización de su primer año de implementación, se ingresan a sistema experto de Horizonte Rural datos de 1400 proveedores.

      ELO

    • Luego de 7 años adoptando Buenas Prácticas Laborales, el Ingenio Azucarero Guabirá resulta la primera empresa en Bolivia en lograr la certificación del “Triple Sello” sobre el 40% de su producción de azúcar blanca refinada. La certificación reúne tres de los cuatro principios de estándares laborales del Pacto Global: "libre de trabajo infantil, trabajo forzoso y discriminación”.

      En 2015, la empresa alcanza la recertificación sobre el 55% de su producción de azúcar blanca refinada (1.761.093 quintales). El objetivo del Ingenio, junto con la Unión de Cañeros Guabirá (UCG), es llegar a a cubrir el 100% de su producción. 

    • De 2012 a 2014, cuando el gobierno del Estado de San Pablo convierte el programa RenovAçao en política pública, Solidaridad asume el rol de apoyar a los grupos de cañeros más vulnerables: incentiva la participación de mujeres y refuerza la alfabetización de los participantes con menor grado de escolaridad para poder participar de los cursos regulares del programa.

      A la finalización del programa Solidaridad llevaba apoyados 6.650 ex-cañeros a través del módulo Pre-RenovAçao.

    • El equipo global de caña de azúcar de Solidaridad visita el Ingenio Azucarero Guabirá (IAG) –el mayor en Bolivia- donde se presentan los resultados del modelo de responsabilidad social e inclusión social implementado junto a la Unión de Cañeros Guabirá (UCG) y el Instituto Boliviano de Comercio exterior (IBCE): 300 cañeros y 1700 trabajadores capacitados en buenas prácticas laborales, seguridad e higiene y control de la natalidad, inversión en escuelas, arreglos de caminos, seguros médicos, campamentos y viviendas para trabajadores. La alianza con estas organizaciones data de 2006.

       

       

    • A principios de 2012, Raizen (una joint venture entre Cosan y Shell y la mayor empresa productora de etanol del mundo) asume el desafío de incluir progresivamente a sus proveedores independientes en el ámbito de la certificación Bonsucro. Con el apoyo del equipo de Horizonte Rural, más de 250 productores realizaron un autodiagnóstico de sus sistemas de producción teniendo en cuenta los requisitos de la legislación nacional, las mejores prácticas en el sector y el estándar Bonsucro. 

      CASO RAÍZEN

    • Solidaridad desarrolla una plataforma de intercambio de experiencias entre Argentina, Bolivia y Paraguay. Su objetivo es promover prácticas sostenibles que mejoren la calidad de vida de los pequeños productores y zafreros. En el marco del proyecto se realizan visitas de campo a Ingenios en Brasil, talleres de introducción al estándar Bonsucro y se financia la publicación de la Bitácora de la Caña, sobre la historia del cultivo en Argentina, realizada por la ONG Proyungas.

      BITÁCORA DE LA CAÑA

       

    • Solidaridad y Socicana, una de las principales asociaciones de productores de caña de azúcar en el Estado de São Paulo, se alían para desarrollar la primera versión de la guía de autoevaluación Horizonte Rural para productores de caña. Se definen en conjunto temas, recomendaciones, preguntas y formato y se realiza un primer piloto de la herramienta entre 14 productores. 

      CASO SOCICANA

       

    • Solidaridad se alía con UNICA, la Unión de la Industria de la Caña de Azúcar, en el proyecto RenovAçao. La iniciativa, que integra a 87 ingenios, promueve la capacitación de cañeros a ser desplazados por la mecanización de la cosecha para que puedan asumir nuevos roles profesionales, más calificados y mejor pagos. El modelo de intervención ha sido señalado por la FAO como un caso ejemplar que combina la producción de energias renovables con la inclusión social

       

       

    • Solidaridad, la empresa Argos Energía y WWF Brasil se alían para crear la primer cadena de suministro certificada para importar etanol de Brasil a Europa. 

    • Solidaridad co-funda la iniciativa para un mejor azúcar (BSI por sus iniciales en inglés), que luego se convertirá en Bonsucro. Se trata de una iniciativa multisectorial que tiene como objetivo reducir los impactos ambientales y sociales en el sector de los biocombustibles. Desde su creación, Brasil es el país con más ingenios certificados bajo este estándar voluntario.

    Proyectos soluciones en cada eslabón de la cadena de valor

    • DESARROLLO SOSTENIBLE DE LA CADENA DE LA CAÑA DE AZÚCAR EN BOLIVIA Y ARGENTINA

      Leer más

    • RENOVACÃO: ADIÓS AL MACHETE

      Leer más

    • "Comunicando sostenibilidad a lo largo de la cadena de suministro de caña de azúcar"

      Leer más

    Impacto DONDE TRABAJAMOS

    ¿Quiere saber más sobre

    el impacto de Solidaridad?

    Información de Contacto

    • Aline Silva

      Gerente de Programas Caña de Azúcar y Frutas Brasil

    • María Lourdes Espinoza

      Oficial de Programas Arg., Bol. y Uru.