Impacto del covid-19 en la minería pequeña y artesanal de Colombia

30 junio 2020

Frente a la coyuntura global de la pandemia causada por el COVID-19, han venido estudiándose la situación y afectaciones que viene enfrentando el sector minero artesanal y de pequeña escala, desde distintas organizaciones y grupos de trabajo con enfoques globales, regionales y locales.

Recientemente, el Grupo multipartícipe de la OCDE que trabaja por la implementación de la Guía de Debida Diligencia para Cadenas Responsables de Minerales, del cual la Alianza por la Minería Responsable y Solidaridad hacen parte, hizo público un llamado a la acción en el cual resaltó la importancia del sector como potencial motor de desarrollo, e hizo énfasis en las situaciones de vulnerabilidad que vive (exacerbadas por la pandemia), recomendando que continúe y se extienda el apoyo a su desarrollo e inclusión en mercados formales.

Con eso en mente, y a partir de un acercamiento preliminar a la situación colombiana difundido en abril, ambas organizaciones han preparado el presente documento que busca actualizar esas observaciones de acuerdo con la evolución del escenario nacional, robusteciendo el análisis con datos preliminares sobre percepciones de los impactos en terreno recopiladas mediante encuestas aplicadas a algunos grupos de mineros. Esperamos que este documento pueda ser un punto de partida para mayores análisis y el diseño de planes de acción basados en evidencia, que apunten a la reactivación del sector.

SOBRE LA ENCUESTA.

Entre el 17 y el 21 de abril se aplicaron 23 cuestionarios a mujeres del sector minero artesanal y 27 a representantes de organizaciones mineras de pequeña escala de los departamentos de Antioquia, Boyacá, Cauca y Nariño para conocer su afectación por cuenta del COVID-19 y las medidas que se han tomado en el país para su contención. En la encuesta participaron beneficiarios activos de los proyectos que lleva a cabo en el país la Alianza por la Minería Responsable. Las encuestas se realizaron telefónicamente.

Si bien se trata de una muestra pequeña y aceptando que los resultados del ejercicio tienen un alcance explicativo limitado, esperamos que este sea un punto de inicio para estudios más amplios, y pueda visibilizar algunos de los impactos que la crisis está teniendo en las zonas mineras.

Entre los principales hallazgos se resaltan los siguientes:

SECTOR MINERO DE PEQUEÑA ESCALA

21 organizaciones mineras del sector oro, y seis del sector carbón en Antioquia, Cauca, Boyacá y Nariño fueron entrevistadas. Estas organizaciones integran a 902 individuos dentro de su personal directamente vinculado, 818 hombres y 84 mujeres.

Sector oro

  • Totalidad de participantes muy o extremadamente afectados. Reportan suspensión total de actividades y haberse visto imposibilitados para transportar mineral que tenían acopiado para venta. Actualmente se encuentran preparándose para retomar labores tras dos meses de inactividad.
  • Como consecuencia de lo anterior, el sector experimenta dificultades para mantener pago de nóminas, un 71% manifestó haberse visto en necesidad de suspender contratos a empleados.
  • También se reportaron retrasos en cronogramas de obras e imposibilidad de adelantar labores de mantenimiento.
  • Un respondiente expresó temor frente a acciones de grupos armados que buscan interferir con reinicio de las labores, y tres más dijeron estar viéndose afectados psicológicamente por la situación.
  • El sector proyecta incrementos de entre el 45 y el 60% en costos de adopción de protocolos, compra de insumos y personal.

  • Aplazamiento de obligaciones legales y tributarias, apoyo para poder continuar operando y vendiendo, y ayuda humanitaria son las principales opciones que el sector considera podrían ayudar a mitigar impacto. Acceso a créditos y soporte en implementación de protocolos también fueron mencionados.
  • Solo la tercera parte reportó haber recibido algún tipo de ayuda por parte de las autoridades.

Sector Carbón

  • Se reportan afectaciones moderadas y mínimas.
  • No se reportan pausas en operaciones ni suspensión de contratos, sin embargo, sí se ha experimentado una disminución en la intensidad de las labores y una caída en la demanda, al igual que incrementos en costos de insumos.
  • Estrictos controles en vías han resultado en tiempos extendidos para el transporte de cargas a centros de acopio.
  • Han experimentado aumentos en costos de implementos para desinfección y limpieza, y se han visto en la necesidad de implementar protocolos que hacen que el tiempo de ingreso a la operación e inicio de labores se extienda.
  • Proyectan aumentos en el corto plazo de hasta 80% en costos de transporte, y de 47% y 40% en higiene y limpieza, e insumos, respectivamente.
  • Acompañamiento para implementación de protocolos y apoyo para seguir operando y vendiendo son las opciones más marcadas que los encuestados piensan podrían ayudarlos a superar la crisis.
  • Ningún encuestado manifestó haber recibido ayuda estatal.

SECTOR MINERO ARTESANAL DE ORO

  • 23 seleccionadoras de oro del Cauca (en ocasiones llamadas chatarreras), fueron entrevistadas. Se llevó a cabo también una única entrevista semiestructurada con una representante de la vereda Campo Bello (Municipio de Sotomayor), donde unas 30 personas se dedican a la minería artesanal en Nariño.
  • Sector expuesto a situaciones de alta vulnerabilidad, con gran proporción de mujeres cabeza de hogar (50%).
  • Se reportan afectaciones graves como consecuencia de la suspensión de actividades e interrupción del flujo de ingresos, al igual que incrementos de hasta el 40% en costo de insumos, alimentos y otros bienes de primera necesidad.
  • La ayuda humanitaria (alimentos), acceder a elementos de protección sanitaria (tapabocas, caretas protectoras, gel anti-bacterial), y a insumos agrícolas y semillas para complementar sus fuentes de ingresos, fueron los apoyos que esta población consideró prioritarios para superar las afectaciones.
  • Un 40% de esta población está siendo incluida en programas de ayuda estatal (principalmente Familias en acción), sin embargo, el alcance de los apoyos en especie (alimentos) es mínimo y 60% de estas personas y sus familias no han recibido ninguna ayuda.

¿QUÉ PUEDEN HACER LAS AUTORIDADES MINERAS, LOS SECTORES PRIVADO Y DE COOPERACIÓN PARA EL DESARROLLO PARA AYUDAR A ESTA POBLACIÓN?

En lo inmediato:

  • Proveer/ garantizar acceso a ayuda humanitaria. Por ejemplo, mediante campañas de recaudación de fondos como la que adelanta ARM para proveer alimentos a familias mineras que enfrentan dificultades para suplir sus necesidades básicas.
  • Bridar apoyo en adopción de protocolos y acceso a elementos de protección personal y sanitaria.
  • Extender plazos de obligaciones tributarias y legales.
  • Promover acceso a crédito/ servicios financieros.

Para incidir en retos estructurales del sector que exacerban el impacto de la crisis:

De las graves afectaciones evidenciadas de manera preliminar en las comunidades mineras en el país, puede inferirse que tienen en su origen en la superposición del COVID-19 con tres factores estructurales: la poca capacidad de ahorro del sector, su escaso o nulo acceso a servicios financieros, y la falta de compradores formales en los municipios mineros y ciudades cercanas. Para impactar en esas barreras, se recomienda:

  • Fomentar relaciones de coexistencia entre la minería de subsistencia, la pequeña minería, la minería a mediana y gran escala y comercializadores formales.
  • Poner en marcha proyectos que promuevan actividades económicas complementarias.
  • Continuar avance en cambios normativos que aligeren la carga de requisitos para la formalización de manera diferenciada de acuerdo con las condiciones del sector.
  • Realizar campañas masivas que apunten a la formalización de compra-ventas de oro en los municipios con presencia significativa de pequeña minería y minería artesanal.
  • Poner en marcha proyectos y acciones interinstitucionales que promuevan la inclusión financiera en términos amplios en el sector.
  • Incentivar la integración de la minería pequeña y artesanal en cadenas de suministro internacionales con condiciones favorables para los productores (por ejemplo, usando códigos como el CRAFT para mitigar los riesgos, o certificaciones como Fairmined para mayor valor añadido, y Responsible Jewellery Council - RJC para potencializar la colaboración con otros actores de la cadena y la minería industrial).

 

Downloads

  • Información de Contacto

    Elizabeth Echavarria

    Coordinadora de proyectos de minería para Colombia