Sector palmero de Honduras: Lanzado el nuevo programa ¡REFORCEMOS LA SOSTENIBILIDAD!

25 mayo 2021

Solidaridad en alianza con el sector palmero de Honduras han lanzado el nuevo programa ¡REFORCEMOS LA SOSTENIBILIDAD!

Generar una transformación genuina hacia la sostenibilidad requiere la cooperación de todos los niveles de actores: un sector privado responsable, una sociedad civil fortalecida y vibrante, y un sector público facilitador.

El programa se lanzó oficialmente en una reunión virtual el 5 de mayo para socializar con las partes interesadas del sector palmero hondureño. El programa ¡REFORCEMOS LA SOSTENIBILIDAD! enfocará en el sector palmero las prioridades estratégicas del trabajo decente, y la inclusión social y de género, propiciando la sostenibilidad duradera de la cadena de valor de aceite de palma del país. “En Honduras, nuestro trabajo a través de la Alianza Mesoamericana para el Aceite de Palma Sostenible (MAPA) y el estándar RSPO, ha creado una base significativa para poder avanzar con los temas del programa nuevo”, dijo Michaelyn Baur, Directora Regional de Solidaridad Centroamérica, México y El Caribe.

Durante el lanzamiento, se dieron a conocer los objetivos, los socios, sus roles y los compromisos de cada organización socia, al igual que los productos esperados del programa. Entre los productos esperados se incluyen un modelo de condiciones de trabajo decente para el sector palmero, que enfoca también la inclusión social y de género, y un plan estratégico para la implementación de marcos regulatorios que se relacionan con el trabajo decente y, por extensión, las políticas alrededor de los derechos humanos.

El trabajo decente favorece el clima laboral, la creatividad, la satisfacción y la productividad.

Un modelo de trabajo decente para un sector de enorme importancia en Honduras

El sector palmero constituye enorme importancia económica y social en Honduras. A través de ¡REFORCEMOS LA SOSTENIBILIDAD!, las organizaciones de la sociedad civil serán fortalecidas para promover e impulsar un modelo de trabajo decente en el sector, con el apoyo de socios como las cámaras de comercio e industrias de Atlántida, de El Progreso y de Trujillo y más actores del país que tienen relación y un interés en impulsar el modelo.

Para asegurar que el modelo esté alineado al marco regulatorio nacional, estándares internacionales como la RSPO, los principios rectores de derechos humanos de la ONU y los convenios de la OIT, el programa contará con el apoyo de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, la Secretaría de Agricultura y Ganadería, Secretaría del Trabajo y demás actores del país que tienen relación con estos temas.

El trabajo decente es parte de la agenda 2030 de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible. Es la base del sistema económico justo e íntimamente vinculante. Significa contar con oportunidades de trabajo que sea productivo y genere un ingreso digno; con seguridad en el trabajo y protección social para las familias, mejorando oportunidades de desarrollo personal e integración social, libertad de expresión, organización y participación en las decisiones que afectan sus vidas; e igualdad de oportunidades y trato para todo hombre y mujer.

“Con este programa, buscamos mejorar el desempeño social de las empresas y organizaciones de productores; gestionando la ética, la transparencia y la buena reputación en referencia al marco legal y a la interpretación nacional del estándar de la Mesa Redonda del Aceite de Palma (RSPO, 2018) para Honduras. Implementamos nuestros proyectos bajo un modelo de plataforma que facilita el diálogo y la acción, la revisión periódica de los avances y la toma de decisiones”, dijo Flavio Linares, Director Técnico de Programas para Solidaridad Centroamérica, México y El Caribe.

Socios del sector comprometidos con la transformación en la cadena de valor

El lanzamiento virtual reunió a 34 participantes de empresas palmicultoras privadas y sociales, organizaciones ambientales y sociales, organizaciones de la sociedad civil e instituciones de gobierno. Entre los socios participaron representantes de empresas certificadas RSPO líderes como ACEYDESA, COAPALMA ECARA y Grupo Jaremar, que expresó su compromiso de trabajar con Solidaridad en ¡REFORCEMOS LA SOSTENIBILIDAD! durante el evento.

“Para Grupo Jaremar de Honduras es importante estar trabajando conjuntamente para visibilizar las experiencias que hemos tenido en estos procesos de la certificación…. A pesar que se tengan normativas, convenios adscritos a las peticiones de la ONU, convenios de la OIT, a las empresas les lleva tiempo poder implementar estos requerimientos. Pero no es imposible…. Agradecemos la oportunidad de ser parte de este [programa] que dejará un legado para el sector de palma e insto a todas las partes a estar atentos a este proceso”, manifestó Suyapa Díaz, Coordinadora de Sistemas de Gestión para Grupo Jaremar.

También se unieron actores de gobierno (MiAmbiente), de la Federación Nacional de Productores (FENAPALMAH); del Centro Nacional de Producción más Limpia; y Héctor Castro, de la Asociación de Industriales de Productores de Aceite de Honduras, AIPAH, quien expuso que es necesario cambiar la apreciación que actualmente se le da a la sindicalización en el país.

“Tenemos todos que darnos cuenta que en efecto es necesario la representación laboral. En el caso nuestro, tenemos creado un comité de trato justo y correcto para que los empleados tengan una representación ante el patrono…. Relacionado a la sostenibilidad…tenemos que vincular la sostenibilidad con la productividad, porque si no hay productividad, entonces hay problema de sostenibilidad social, ambiental y económico”, dijo Héctor Castro, Presidente de la AIPAH.

Para conocer más detalles de este programa, puede ver este documento.

Dos sectores de suma importancia para Honduras

¡REFORCEMOS LA SOSTENIBILIDAD! se desarrollará con objetivos estratégicos complementarios en los sectores palma y café en Honduras, buscando impulsar una sostenibilidad genuina e inclusiva en las cadenas de valor, a través del fortalecimiento de la participación de la sociedad civil y la participación de productores, trabajadores y demás partes interesadas en la toma de decisiones de temas pertinentes.

Los objetivos de cada programa se obtendrán a través de dos rutas de impacto prioritarias:

  • Acelerar innovaciones disruptivas: Abogar por mejorar la posición de negociación de productores y trabajadores en la cadena de valor, a través de modelos comerciales innovadores y digitales justos.
  • Interceder a través de diálogos inclusivos: Influir en las agendas políticas y desarrollar soluciones basadas en las evidencias para abordar problemas socioeconómicos y ambientales en las cadenas de valor y el comercio de manera inclusiva.

“En Honduras tenemos casi 11 años de trabajo en sostenibilidad y transformación de cadenas productivas. Estamos muy satisfechos de lanzar esta nueva iniciativa, en búsqueda de innovaciones y diálogos inclusivos que podrían cambiar y fortalecer la situación de los productores y trabajadores de ambos sectores”, continuó Michaelyn Baur, Directora Regional de Solidaridad Centroamérica, México y El Caribe.