Se constituye el clúster de banano orgánico del Perú

18 diciembre 2020

Trabajará con el 70% de productores de la región Piura. El Cluster banano orgánico apuntará a impulsar iniciativas para la competitividad del sector. El cluster cuenta con tres estrategias, diferenciación, fortalecimiento de la calidad y productividad y desarrollo de capacidades internas

Lima, diciembre del 2020.- Los inicios del sector bananero en el país contaron con pequeños productores fuertemente fragmentados y pocos compradores. Poco a poco se convirtió en una fruta predilecta en el mundo orgánico a nivel internacional, así en casi dos décadas, el Perú ha pasado de exportar banano por un valor de US$ 264 mil a hacerlo por más de US$150 millones. Pasando de exportar menos de 10 contenedores de banano semanales a más de 200 contenedores de banano orgánico premium por semana. 

El Perú está ubicado entre los top tres competidores de banano orgánico a nivel mundial. Compite con líderes bananeros a nivel regional como Ecuador, pero la ventaja que tiene el Perú frente a sus competidores son las condiciones climáticas y geográficas en la que es producida la fruta y, sobretodo, que es producido por asociaciones de pequeños productores.  En ese sentido, para sacar el máximo provecho al potencial que tiene el sector, es necesaria la implementación de soluciones y proyectos que impulsen la investigación, mejoren el acceso al agua y mejorar la logística. 

En Solidaridad, con el respaldo de Innóvate Perú, programa del Ministerio de la Producción, hemos venido trabajando las bases y la constitución del primer Clúster de Banano Orgánico, el cual posee cerca de 80 mil personas participando de forma directa o indirecta en la cadena de valor.  

En su primera fase, de enero 2019 a marzo 2020, empezamos identificando las principales brechas, tanto sociales como tecnológicas para incrementar su nivel de competitividad, mediante la diferenciación estratégica del banano orgánico a través de certificaciones (en carbono neutral y huella ambiental), el fortalecimiento de la calidad y aseguramiento de la certificación del banano orgánico, y con el desarrollo de capacitaciones internas.  

El Clúster de banano trabajará con cerca del 70% del sector productivo de banano. 

La segunda etapa será desarrollada entre 2021 y 2023, y serán implementados dos programas: de fomento de asociatividad y desarrollo de liderazgo para gerentes y dirigentes del banano orgánico, y de formación de competencias técnicas en productores y técnicos de instituciones del sector. Asimismo, se incorporará la economía circular en el proceso productivo del banano orgánico y se desarrollará una oferta estratégica diferenciada para el mercado europeo a través de la certificación carbono neutral. Se planea también la implementación de un sistema de monitoreo y aplicación de biofermentos en banano orgánico, la sensibilización en prevención de Fussarium Raza 4 (hongo tropical letal y principal peligro de este cultivo a nivel mundial) y el mejoramiento de la calidad a través de la renovación de semillas.

Este esfuerzo se realiza con el fin de seguir transformando el banano en un producto orgánico diferenciado que permita acceder a mercados internacionales más exigentes y brindar al Perú su lugar en el mundo, bajo estándares competitivos en sostenibilidad económica, social y ambiental. 

 

RELACIONADO