Miembros de RSPO en Guatemala y Honduras colaboran en línea para adoptar el estándar de palmicultura sostenible

18 Agosto 2020

La Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible (RSPO) ha emitido, desde 2005, los Principios y Criterios para la Producción de Aceite de Palma Sostenible, con su versión más reciente emitida en 2018. Actualmente, múltiples actores clave de la cadena de suministro y miembros de RSPO en Guatemala y Honduras colaboran en línea para socializar y contextualizar el estándar al marco regulatorio de cada país a través de un proceso participativo.

Labor de cosecha - Cooperativa Salamá, Honduras

MIEMBROS DE RSPO EN GUATEMALA Y HONDURAS PRIORIZANDO LA PROSPERIDAD, LAS PERSONAS Y EL PLANETA

A través del cumplimiento de 163 indicadores, la certificación otorga validación a las compañías ante sus clientes, promoviendo y auditando prácticas estándar que protegen los derechos humanos y los recursos naturales, y a su vez traerán prosperidad a los productores y las comunidades donde operan las empresas palmicultoras.

A través de una Secretaría Técnica liderada por Solidaridad para facilitar el proceso, los miembros de RSPO en Guatemala y Honduras junto con actores clave, crearon grupos que trabajan bajo el seguimiento contínuo por representantes de la RSPO en Latinoamérica.

“El proceso de interpretación nacional de la norma RSPO en Honduras y Guatemala, actualmente liderado y facilitado por Solidaridad, brinda la oportunidad a múltiples partes interesadas a discutir de forma participativa y abierta los principales retos asociados a la producción sostenible de aceite de palma en estos países”, expresó Francisco Naranjo, director para la región latinoamericana de la RSPO.

El análisis se realiza en conjunto con actores clave del sector público, privado, academia, sociedad civil que incluye ONG ambientales y sociales, así como invitados de honor de organizaciones internacionales. El propósito de disponer de la interpretación nacional es que los productores y agroindustriales implementen esta norma, usando las guías adoptadas a la realidad nacional, facilitando así el cumplimiento de los requerimientos de la RSPO para mayor sostenibilidad y competitividad de las empresas y del sector. 

Aplicación de herbicida con equipo y medidas de seguridad - ACEYDESA, Honduras

“La RSPO tiene la convicción de que estos procesos generan los espacios de discusión apropiados que impulsarán la adopción de prácticas sostenibles e impulsarán la producción y uso de productos sostenibles de palma aceitera en la región”, agregó Naranjo.

Al finalizar el proceso, los miembros de RSPO en Guatemala y Honduras contarán con guías locales que deberán cumplir para que al someterse a la supervisión externa, puedan pasar la prueba y validar una nueva certificación bajo los estándares vigentes. De igual manera, los actores de la sociedad civil y los sectores público y privado podrán tener disponible la norma para velar por su cumplimiento.

MIEMBROS DE RSPO EN GUATEMALA Y HONDURAS EMPLEAN COMUNICACIÓN DIGITAL

Debido a la crisis causada por la pandemia de COVID-19, todo el proceso tradicional de trabajo con los actores clave, mediante reuniones y talleres en localidades físicas, fue adaptado por Solidaridad a una modalidad virtual y digital, derribando barreras de comunicación.

A través de su  plataforma de la Alianza Mesoamericana para el Aceite de Palma Sostenible (MAPA), Solidaridad ha generado el espacio virtual para desarrollar las interpretaciones nacionales. Para cada país, se llevan a cabo sesiones virtuales, las cuales están calendarizadas y vinculadas a una plataforma de videollamadas. 

Dentro de MAPA, se cuenta con información de referencia para analizar cada guía de implementación local, así como los documentos de trabajo de los tres pilares de la norma de RSPO: Prosperidad, Personas y Planeta. Adicionalmente se tienen tendencias y noticias del sector palmicultor, información de cursos o seminarios regionales e incluso un apartado de aprendizaje a distancia sobre el manejo del cultivo. 

Vista general de la plataforma MAPA, utilizada por miembros de RSPO en Guatemala y Honduras en el proceso de interpretación nacional

La primera versión de la interpretación nacional para ser llevada a una consulta pública en octubre, estará lista en septiembre de 2020. Solidaridad lanzará la consulta pública por medios digitales, a una variedad de actores de la región para recoger observaciones y aportes a esta primera versión. Esto permite ampliar y enriquecer este documento y su aplicabilidad adecuada para asegurar de la mejor manera, que cada pilar de la norma contemple el contexto nacional de cada país. 

LA PALMICULTURA SOSTENIBLE ES IMPORTANTE PARA EL DESARROLLO DE LA REGIÓN

La producción de aceite de palma se ha convertido en una parte importante del desarrollo económico de Guatemala y Honduras. El aceite producido en estos países además de ser procesado internamente, es exportado principalmente a Europa.

La  palma de aceite, en comparación con otros cultivos productores de aceite, como el coco o la soja, es hasta 10 veces más eficiente en rendimientos por unidad de área. Por ello, es un cultivo muy atractivo para la inversión nacional e internacional. “Guatemala es el número uno en el mundo en términos de eficiencia del uso de la tierra, produciendo 6.9 toneladas de aceite crudo por hectárea, en comparación con 3.5 y 3.8 en otros países productores de aceite de palma. El país también es el número 6 en exportaciones de aceite de palma”, comenta Flavio Linares, Director Técnico de Programas de Solidaridad en la región.

En Honduras, la palmicultura es una actividad con alto valor social, pues existen actualmente aproximadamente 16,000 pequeños productores que dependen de ingresos provenientes de la palma y el aceite de palma. Además, existen al menos 45 asociaciones y cooperativas que facilitan y apoyan a estos pequeños productores para acceder a créditos y mercados de exportación para el desarrollo sostenible de sus medios de vida. 

Vivero - Las Palmas, Guatemala

A pesar de los beneficios que aporta para las naciones en desarrollo, la palma históricamente ha sido un cultivo controvertido, con informes de deforestación, malas prácticas laborales y otras malas prácticas que van en contra de los objetivos sostenibles globales y locales. Por esta razón, muchas empresas en la producción de aceite de palma aspiran a certificarse en los estándares de sostenibilidad que promueve la RSPO. Con ello, los miembros de RSPO en Guatemala y Honduras no solo cumplen con sus objetivos de sostenibilidad, sino también exteriorizan su compromiso con la producción sostenible de este producto.