Llamado conjunto a la industria del oro para incluir a la minería artesanal responsable en sus cadenas de abastecimiento

12 octubre 2020

Solidaridad se ha unido al llamado en conjunto iniciado por la Alianza por la Minería Responsable que hace un pedido a la industria de oro y joyería para incluir a la minería artesanal y de pequeña escala (MAPE) en sus cadenas de suministros.

Actualmente, se calcula que 40 millones de personas trabajan en minas artesanales y de pequeña escala a nivel global (de las cuales 20 millones se dedican exclusivamente a la minería aurífera) y necesitan de apoyo para mejorar sus condiciones y calidad de vida. 

Este llamado a la acción surge ante la reciente noticia de que una importante compañía joyera que se ha comprometido públicamente a abastecerse 100% con oro reciclado. El proceso de reciclaje, si bien es circular, anula las posibilidades de evolución del sector en términos de fortalecimiento de trazabilidad y potencial de beneficiar a comunidades de pequeños artesanales que siguen las regulaciones, están formalizados y buscan generar una cadena de valor ética.

Hacemos un llamado a la industria aurífera para adoptar estrategias de abastecimiento que incluyan tanto al oro reciclado como al oro responsable recogido por mineros artesanales y de pequeña escala que están haciendo esfuerzos por transformar positivamente la industria. 

Una oportunidad para transformar comunidades de la minería artesanal 

En este llamado a la acción, enfatizamos que la mejor oportunidad para la industria de oro y joyerías de crear un impacto social, económico y ambiental, es incluir y apoyar al sector MAPE. Elegir una estrategia de abastecimiento que sólo incluya materiales reciclados significa disociarse de las necesidades urgentes de millones de personas que trabajan en la MAPE. Gran parte de la demanda global del oro proviene del sector de la joyería, por lo que estas estas compañías tienen un rol importante en mejorar la situación actual de la minería aurífera de pequeña escala.

Se estima que entre el 70% y 80% de mineros MAPE alrededor del mundo opera de manera informal. La MAPE está frecuentemente asociada a factores de impacto negativo como condiciones inseguras de trabajo, trabajo infantil, inequidad de género, crimen organizado y degradación ambiental. Si bien la existencia de dichos problemas es innegable, el desentendimiento de los mismos puede contribuir a agravarlos más aún y a mermar los avances de los esfuerzos para mejorar las condiciones del sector en términos de trazabilidad y responsabilidad social y ambiental.  

El sector MAPE enfrenta una urgente necesidad de cambio. No invertir o no abastecerse de la MAPE imposibilita a este sector de mejorar sus condiciones actuales. No invertir o no abastecerse de la MAPE no es una posición neutral; es ignorar los verdaderos problemas y permitir que el desafortunado status quo continúe.

Este sector también tiene impactos positivos, tales como la generación de empleo rural, ingresos adicionales para las mujeres y una actividad económica tradicional para millones de familias con la viabilidad de operar de forma social y ambientalmente responsable.

Se calcula que 40 millones de personas trabajan en minas artesanales y de pequeña escala a nivel global (de las cuales 20 millones se dedican exclusivamente a la minería aurífera)

Creando impacto positivo a través del compromiso

El abastecimiento de oro responsable de la MAPE es esencial para apoyar a los medios de vida de millones de personas. Además, trabajar con mineros MAPE que están comprometidos con reducir o eliminar el uso de mercurio en el procesamiento de oro, para incorporarse a la economía formal y adoptar buenas prácticas mineras responsables es una gran oportunidad para la industria aurífera y joyera de crear un impacto positivo.

Por otro lado, ignorar al sector minero artesanal no hará que este desaparezca, sino más bien puede conllevar a retroceder en cuanto a los esfuerzos que se vienen dando para formalizar e incentivar a este sector a mejorar sus estándares. En este contexto, la incertidumbre económica global ocasionada por la pandemia del COVID-19 ha ocasionado que varios inversionistas se refugien en el oro aumentando su precio en los mercados internacionales . Sin una regulación adecuada, sin incentivos, ni exigencias por parte de compradores internacionales, podría derivarse en una mayor expansión de la minería ilegal y desregulada. Mejorar las prácticas y el impacto en el sector MAPE será virtualmente imposible si las compañías no se comprometen con la causa.

Consideraciones sobre el origen del oro

Si bien el uso de oro reciclado (y metales en general) puede tener ventajas significativas para el ambiente, una estrategia de abastecimiento basada exclusivamente en oro reciclado tiene implicancias negativas. La MAPE -y sus problemas por resolver- no dejará de existir aún si la demanda por oro reciclado aumenta. No hay suficiente oro reciclado disponible para abastecer la alta demanda por oro a nivel global.

De hecho, el reciclaje de oro no es necesariamente una forma responsable y justa de producción de oro. Hay ciertos desafíos a tener en cuenta:

  • El reciclaje no es ajeno a riesgos ambientales y de derechos humanos, sobretodo en casos en donde los residuos electrónicos (e-waste) no son apropiadamente desechados. Una publicación reciente del Acuerdo Internacional RBC del sector aurífero holandés rescata los riesgos del oro reciclado.
  • El oro producido en minas ilegales podría también ser presentado como oro reciclado, por ejemplo, con el objetivo de lavar dinero
  • Asimismo, es imposible determinar cuáles fueron las circunstancias en las que fue extraído en el pasado o su historia. Por el contrario, el oro minado de manera responsable hoy puede ser oro reciclado responsablemente mañana.
  • ​Por estas razones es esencial tener un sistema sólido y diligente para identificar, prevenir y mitigar violaciones a los derechos humanos y riesgos ambientales, tanto para oro recién extraído como para oro reciclado. Los procesos trazables de abastecimiento pueden ayudar a compañías que buscan verificar que el oro reciclado fue extraído y producido de una manera responsable.  

En esta declaración, invocamos a las compañías a implementar estrategias de abastecimiento que incluyan tanto el oro reciclado como el oro responsablemente extraído de la MAPE, asegurando que las inversiones necesarias se realicen directamente en las comunidades mineras para mejorar la calidad de vida de las millones de personas que dependen de este sector. Al elegir oro responsable de la MAPE, los actores del mercado contribuyen a la creación de empleos y desarrollo de economías y comunidades locales.

Declaración conjunta

Es urgente que la industria aurífera y joyera se comprometa con los mineros auríferos de la MAPE y sus comunidades para que sean incluidas activamente en sus cadenas de suministros.

Esta declaración está firmada por organizaciones MAPE y de la sociedad civil. Para más información y ver la lista completa, por favor acceda a la declaración conjunta.