Gobierno peruano reconoce a Pallaqueras en el comercio de oro

02 Agosto 2018

 

Bajo el marco del Decreto Supremo N°018-2018-EM publicado en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano precisa que el desarrollo de prácticas tradicionales vinculadas a la actividad minera a pequeña escala reconoce un sinnúmero de transacciones comerciales con procesadores y comercializadores de oro. De forma inicial, este reconocimiento legal se está aplicando en una primera etapa en Puno, Perú (regiones de La Rinconada y Cerro Lunar del distrito de Ananea, en la provincia de San Antonio de Putina, así como las provincias de Sandia y Carabaya).

 

Este decreto visibiliza el rol en la cadena de valor a las “pallaqueras”, mujeres mineras que seleccionan manualmente el oro de los desmontes derivados de las actividades mineras, una práctica tradicional minera. Antes, las mujeres mineras no estaban reconocidas por el Estado para habilitarlas como miembros de la cadena, lo que las impedía de realizar transacciones comerciales y no tenían otra opción que vender su mineral en el mercado informal, recibiendo pagos y castigos injustos por su trabajo. A través de esta norma, ellas podrán vender su  mineral a terceros comercializadores y procesadores, incluyendo a aquellos que cuenten con convenios vigentes con Activos Mineros SAC.

 

En el caso de las pallaqueras, de acuerdo a la investigación Pallaqueras: Entre Oro y Piedras (Solidaridad/Red Social), el pallaqueo representa la única y principal actividad realizada por la mayoría de las mujeres mineras en los centros poblados, predominantemente en Puno y obtienen un ingreso promedio de S/200 a S/550 al mes, estando por debajo del sueldo mínimo vital, marcado en S/930.

 

La investigación generada por Solidaridad y Red Social, bajo el marco del Proyecto Oro Justo, financiado por la Unión Europea, fue la primera de su tipo al identificar y cuantificar estadísticamente a estas mujeres, hoy en día vulnerables en la cadena.

 

(Click en la imagen para agrandar)