El BNF adopta el sistema de análisis de riesgos ambientales y sociales (SARAS)

13 octubre 2020

Mañana comenzará el ciclo de capacitaciones, apoyado por Solidaridad y WWF, para que los funcionarios del Banco Nacional de Fomento adopten el SARAS en la aprobación de créditos financieros incluyendo los sectores agropecuarios, industriales, comerciales y de la construcción. Esto representará un fuerte incentivo para aquellos clientes que hagan una gestión sostenible de sus negocios y apliquen buenas prácticas ambientales y sociales.

¿Qué es el SARAS?

El SARAS es un sistema orientado a que las instituciones financieras identifiquen y evalúen de forma fácil y oportuna cuáles son los riesgos ambientales y sociales en los que sus beneficiarios incurren en el desarrollo de sus actividades. 

Fue establecido por el Banco Central del Paraguay en 2018 para ser adoptado por todas las instituciones bancarias del país en sus operaciones de aprobación de créditos.

En función de la normativa nacional, el SARAS establece escenarios en relación a temas ambientales y sociales, los compara al caso en análisis, y estima el nivel de riesgo. 

De esta manera las instituciones financieras minimizan las posibilidades de asumir los costos transferidos por estos riesgos, en su rol de financiadores. 

SARAS aplicado a los sectores agropecuarios, industriales, comerciales y de la construcción

“Queremos fortalecer el desarrollo de capacidades de los funcionarios del BNF para la correcta implementación del SARAS y así incorporarlo como parte del análisis de riesgo crediticio dentro de la cartera de clientes del BNF, ” menciona Liliana Miranda, jefa de riesgos ambientales y sociales del BNF.

Solidaridad Paraguay empezó a desarrollar a mediados del 2019 una herramienta de gestión para integrar el SARAS al ciclo de crédito del Banco Nacional de Fomento (BNF) en tiempo y forma.

El producto final consiste en un manual de análisis de riesgos, políticas, procedimientos y prácticas de gestión, adaptado a la normativa del BNF.

Elementos que contiene el manual:

  • tipo de clientes a quienes debe ser aplicado el SARAS;
  • qué requisitos ambientales y sociales deben ser tomados en cuenta para la valoración de riesgos;
  • cómo elaborar planes de acción para mitigar riesgos;
  •  y un esquema de seguimiento de clientes.

Lo que se busca es que, al final de la evaluación de la solicitud de créditos, se separen claramente los prestatarios con bajo riesgo de aquellos con alto riesgos de incurrir en prácticas ambientales y sociales no deseables.

Los beneficiarios con alto riesgo identificado recibirán un Plan de Gestión y Mitigación con acciones y pasos a seguir para la reducción de sus riesgos en un tiempo prudencial. A ese proceso, se le denomina “mejora continua”. 

“Actualmente hay una creciente sensibilización sobre los límites de los recursos naturales. El sector financiero es clave para promover políticas nacionales sustentables, ya que a través del crédito puede facilitar cambios de tecnologías, incentivar la adopción de buenas prácticas y escalar modelos de negocios sustentables.”, explica Alma Acosta, gerente de programas de Solidaridad.

Durante los próximos meses, personal de Solidaridad capacitará sobre el Sistema de Análisis de Riesgos Ambientales y Sociales (SARAS) a aquellos miembros de la casa matriz y las 63 sucursales del Banco Nacional de Fomento que estarán a cargo de estas operaciones. Cabe resaltar que las capacitaciones SARAS BNF están siendo financiadas a través de un acuerdo de cooperación entre BNF y WWF.

El objetivo final es que, a partir de la internalización de la legislación paraguaya, el personal del BNF pueda asumir operativamente la responsabilidad socio ambiental de prevenir y controlar, a través de la otorgación de créditos, riesgos al ambiente y a las personas, así como también estimular nuevas oportunidades de negocios sustentables.

  • Información de Contacto

    Alma Acosta

    Gerente de Programa Soja Paraguay