Cómo contribuir al 4% del compromiso de Paraguay ante el Acuerdo de París

20 abril 2021

Nuevo estudio de balance de GEI demuestra el potencial de la ganadería lechera climáticamente inteligente en el Chaco para mitigar el cambio climático y brinda proyecciones a 2027.

Ganadería climáticamente inteligente en Chaco. Solidaridad

Un nuevo estudio demuestra la capacidad de la ganadería lechera en el Chaco paraguayo para reducir sus emisiones de GEI y aumentar la producción. La publicación presenta cálculos de carbono realizados durante la implementación del proyecto “Chaco Sustentable” entre 2017 y 2020.

“Chaco Sustentable” es una iniciativa de gobernanza territorial que facilita el diálogo entre comunidades indígenas, pequeñas cooperativas lecheras y autoridades públicas en el Municipio de Teniente Primero Irala Ferández. Su objetivo es acordar y llevar adelante soluciones para aumentar la resiliencia de la comunidad ante las sequías e inundaciones en el Chaco Central, intensificadas por el cambio climático.

A través de un proceso participativo, las cooperativas lecheras establecieron una agenda de trabajo centrada en estabilizar la producción a través de una intensificación sostenible. Esto implicó la recuperación de pasturas degradadas; la introducción de árboles, pastoreo rotativo y suplementación animal; mejorar las técnicas sanitarias y de cría, y sistemas de gestión para garantizar la sostenibilidad de las fincas.

En el primer año, el modelo logró un aumento de casi un 17% en la productividad de la leche. También redujo las emisiones de GEI en un 29% por hectárea de pastura, y en un 63% por litro de leche producido.

El modelo podría reducir al 2027 las emisiones GEI registradas en 2017 en un 92% por hectárea de pastura, y en un 97% por litro de leche producida, en promedio. Esto con un aumento del 33% en la productividad de la leche en comparación con la línea de base.

Emisiones de gases de efecto invernadero por litro de leche producida en cinco tipos de granjas lecheras involucradas en el Proyecto Sustentable Chaco (Paraguay) en comparación con los puntos de referencia globales.

Estos niveles de reducción de GEI están a la par con los mejores casos registrados en todo el mundo, según Imaflora, la organización que dirigió el estudio.

Si se escala, este modelo climáticamente inteligente podría contribuir cerca del 4% de todo el compromiso de Paraguay con el Acuerdo de París. También puede ayudar a los responsables de la toma de decisiones, los consumidores y otros actores de las cadenas de valor de productos lácteos y carne vacuna a darse cuenta del importante papel que desempeña la producción sostenible en la prevención del cambio climático y la satisfacción de la demanda alimentaria.

Accede a la publicación

  • Información de Contacto

    Mario Salas

    Especialista en negocios sostenibles